Semillas de cannabis colombiano llegaron, por primera vez, a Argentina

cannabis medicinal zona franca bogota
Noticia seleccionada por América Retail: Katherine Palacios
 

Avicanna hizo la primera exportación de semillas a Argentina. Este año esperan vender al exterior US$300.000 de este producto.

Al enviar un lote de 100.000 semillas de cannabis de Colombia hacia Argentina, la compañía Avicanna logró la primera exportación colombiana del producto hacia ese país. Este hito se da un año después del envío, también por primera vez, de semillas de este tipo hacia Estados Unidos.

Según la empresa, la exportación hacia Argentina se logró luego de que el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) realizara la revisión de los respectivos requisitos fitosanitarios. Así, el mercado argentino y norteamericano se sumaron a Perú y Uruguay como los países que le han abierto las puertas a las semillas colombiana de cannabis.

¿Cómo va el negocio?

Avicanna es una biofarmacéutica canadiense que llegó a Colombia hace cuatro años. Hoy cuenta con cinco hectáreas de cannabis sembradas en el corregimiento de Bonda, Magdalena, desde donde cultiva, desarrolla y comercializa productos derivados del cannabis para fines médicos, generando alrededor de 100 empleos.

Cada semilla de cannabis está costando alrededor de 1 dólar y son usadas en otros países para cultivos con propósitos recreacionales o medicinales.

Lucas Nosiglia, presidente de Avicanna en América Latina, afirmó que estuvieron trabajando durante tres años en un programa de fitomejoramiento, con el fin de obtener variedades de semillas adaptables a otros entornos que funcionen, por ejemplo, ante condiciones de humedad relativamente altas.

“Una de las bondades de Colombia es que tiene 12 horas de luz durante todo el año. Nosotros producimos semilla feminizada, con la que se produce cannabis medicinal. Estas tienen un contenido de THC inferior al 0,3%, que es lo que define una variedad no psicoactiva. Nuestra inversión en Colombia asciende a los US$30 millones”, apuntó Nosiglia.

Entre las oportunidades que tiene el negocio para crecer, explicó Nosiglia, está la necesidad que tienen algunos países productores de acceder a semillas en medio de su ciclo invernal.

Por esto, pese a la pandemia, los resultados en 2020 para Avicanna fueron positivos. Ese año vendieron al exterior 7 millones de semillas de cannabis; una cantidad que, según Nosiglia, fue “excepcional”. Para 2021 las estimaciones son más prudentes. La compañía espera terminar el año con ventas externas por US$300.000 y su meta es convertirse en un centro importante de genética en el país.

Aún falta camino

Una de las peticiones de la industria del cannabis es su inclusión en las estadísticas oficiales del país. Algo en lo que, según Rodrigo Arcila, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis (Asocolcanna), no se ha avanzado. “Para tener datos más exactos, como los tiene el café, hicimos esa petición al Dane. Es difícil saber, por ejemplo, cuántas empresas hay dedicadas a semillas o a cuánto asciende la producción y exportación”, dijo.

Por su parte, Diego Ruíz, CEO de FCM Global, corporación de cannabis medicinal, dijo que aún falta desarrollar más el negocio de las semillas, ya que solo representan el 5% de la industria del cannabis; el otro 95% lo componen destilados, aislados o productos finales.

Finalmente, Arcila y Mejía coincidieron en que aún las semillas no se ven como un foco importante dentro de la industria del cannabis, debido a la ausencia de empresas que le apunten más a las exportaciones de este tipo de mercado.

Puede interesarle: En ZFO tenemos una laguna de aguas lluvias.

Zona Franca de Occidente motor de Reactivación Económica y constante cambio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *