¿Qué son las Zonas Francas en Colombia y cómo Funcionan?
Zonas Francas en Colombia

¿Qué son las Zonas Francas en Colombia y cómo Funcionan?

Te puede interesar

Table of Contents

Las Zonas Francas ocupan un rol indispensable en Colombia, debido a que funcionan como un incentivo a las exportaciones que permite el adecuado desarrollo de las actividades comerciales, industriales y de servicios. Ello, bajo una normatividad especial en materia tanto cambiaria como aduanera, tributaria y de comercio exterior. Hoy vamos a contarte todo acerca de las zonas francas en Colombia y cómo funcionan.

Definición de zona franca en Colombia

En Colombia, el artículo 1° de la Ley 1004 de 2005 define a las Zonas Francas como: “espacios geográficos dentro del territorio nacional (Colombia) que permiten desarrollar actividades industriales, de bienes y de servicios, o actividades comerciales, con una normativa especial, tributaria, aduanera y de comercio exterior”. 

Esto significa que las materias primas, bienes, maquinaria y mercancías que ingresan a las empresas de las zonas francas pasan a ser consideradas inmediatamente como fuera de Colombia, pese a estar dentro del territorio comprendido dentro de los límites geográficos.

Debido a la normativa especial que se maneja en las zonas francas, podemos decir que funcionan como un instrumento para el desarrollo, el empleo, la competitividad y la captación de nuevas inversiones de capital en los lugares en que son establecidas.

Por otra parte, se puede destacar que las zonas francas contribuyen a desarrollar procesos industriales muy productivos y competitivos en el mercado nacional e internacional. Esto, basándose en los conceptos de buenas prácticas empresariales enlazadas a la transparencia, seguridad y producción limpia.

Vale la pena mencionar que las normas de Colombia también aplican dentro de las zonas francas como las normas comerciales, créditos bancarios, cumplimiento de contratos comerciales, requerimientos de la policía, ICA e INVIMA.

¿Cómo funcionan las zonas francas en Colombia?

Las empresas instaladas en las Zonas Francas cuentan con un compromiso de inversión máxima a 3 años para las medianas y grandes empresas y con un compromiso de inversión inicial para las empresas micro, acompañados de compromisos mínimos de nuevos empleos de 7, 20, 30 y 50 según el rango de inversión, compromisos que deben demostrar ser ejecutables desde el primer día que se les autoriza como empresa de Zona Franca.

Las empresas de las zonas francas pueden ser de establecimiento público de capital mixto o privado. Hay dos grandes criterios fundamentales a los que se debe prestar especial atención. Por un lado, el de impuestos y por otro, el de exportaciones.

En este sentido, es importante tener presente que en las zonas francas, se cuenta siempre con una tarifa única en lo que respecta al impuesto sobre la renta, que es del 20%.

Al mismo tiempo, no es necesario pagar IVA y tributos aduaneros en las importaciones, facilitándose de esta manera que existan incentivos para poder desarrollar este tipo de procedimientos y apostar por ellos. Es necesario aclarar que todas las empresas de las Zonas Francas sí deben pagar el IVA y los tributos aduaneros al momento de vender sus productos en Colombia, y existe una empresa en cada Zona Franca definida como “Usuario Operador”, que controla que las empresas cumplan con el pago de los impuestos cuando corresponda a través del sistema de inventarios de la Zona Franca.

A través de estos incentivos, las empresas ubicadas en las Zonas Francas logran generar una economía de escala, a la vez que se facilitan las ventas y se simplifican los procesos de distribución de bienes y servicios en su totalidad.

En lo que respecta a las exportaciones, aquellas que son llevadas a cabo teniendo como punto de partida las zonas francas, operan bajo distintos beneficios de acuerdos comerciales internacionales; lo que hace que todos los intercambios se puedan desarrollar de mejor manera y que se promueva la exportación en general, generando mejores condiciones económicas para el país.

Además, las mercancías provenientes de origen extranjero son capaces de permanecer en estos espacios de zona franca por períodos de tiempo indefinidos.
El área donde funcionan debe tener una extensión continua no inferior a 20 hectáreas; debe tener las condiciones necesarias para ser dotada de infraestructura para las actividades industriales, comerciales o de servicios a desarrollar.

En lo que respecta al requisito del área mínima, hay que tener en cuenta que este no se aplica para la declaratoria de existencia de Zonas Francas Permanentes Especiales (Fuente: Ministerio de Comercio, Industria y Turismo).

No olvides que 

Teniendo en cuenta lo anterior, Colombia es uno de los países que más cantidad de zonas francas posee en Suramérica, calculándose cerca de 122 a lo largo y ancho del país, de las cuales se estima que 42 llegan a ser permanentes o también conocidas como multiempresariales

La zona franca genera un importante impacto positivo en la economía y también en la logística dentro del territorio nacional, a la vez que generan empleo para la mano de obra nacional.

Mediante las zonas francas extendidas a lo largo del país, las empresas radicadas en Colombia, tanto de origen nacional como aquellas que llegan al país para instalarse, son motivadas a través de los beneficios anteriormente mencionados para promover proyectos de manufactura y de producción para suplir el mercado nacional con productos finales competitivos e incrementar las exportaciones.

Suscríbete

A nuestro boletín quincenal Zona Franca.

Te puede interesar

Noticias

COMUNICADO ALERTA DE FRAUDE

Mosquera, 03 de enero de 2023. Hemos tomado conocimiento del uso indebido del nombre de nuestra compañía por personas inescrupulosas, las cuales vienen ofertando electrodomésticos,

Leer más »
WhatsApp